Desde la Antigüedad, la lubina es uno de los pescados más apreciados en la cocina. Las razones son varias: su sabor, su textura, porque es saludable y porque tiene pocas espinas y son fáciles de separar. Todo ello hace que sus aplicaciones gastronómicas sean extensas y variadas.

Nuestro proceso de pesca intenta generar el menor estrés posible al animal para cuidar la calidad del producto y potenciar su frescura y desgustación final, por eso son perfectas para cualquier tipo de preparación.

Gunkan de lubina Aquanaria con tartar de ostra

ELABORACIÓN En primer lugar, si no contamos con un lomo de lubina  limpio, quitamos las espinas y la piel antes de proceder a hacer el corte en usuzukuri. Se escaldan las algas unos 10 segundos en agua hirviendo y seguidamente se sumergen en un baño de hielo para cortar la cocción. Se Trituran las algas…

Ver receta